Revelan una carta del papa Francisco en la que expone el plan del Vaticano para lidiar con los abusos sexuales de un cura en Chile

12 de Enero 2018.-   La agencia de noticias Associated Press (AP) dio a conocer una inédita carta del Papa Francisco, fechada el 31 de enero de 2015, donde daba a conocer su preocupación por afrontar las repercusiones que tendrían en Chile los casos de abusos sexuales perpetrados por el sacerdote Fernando Karadima.

El texto, además, revela un plan de El Vaticano para poder lidiar con los cuestionamientos a los obispos acusados de encubrir al ex párroco de la Iglesia El Bosque, mostrando especial preocupación por el caso del obispo, Juan Barros, cuya designación por parte de Francisco, como responsable de la diócesis de Osorno, generó una fuerte división con parte de la ciudadanía, además de protestas en la ciudad.

"Muchas gracias por manifestar abiertamente la inquietud que en estos momentos tienen respecto al nombramiento de Mons. Juan Barros Madrid", escribió Francisco en la misiva dirigida al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, en la que agregó:  "Comprendo lo que me dicen y soy consciente de que la situación de la Iglesia de Chile es difícil debido a todas las pruebas que han tenido que soportar".

 

En el escrito publicado por el medio español La Vanguardia, Francisco agregó que el nuncio Ivo Scapolo, representante de El Vaticano en Chile, había planteado pedir la renuncia de Barros el año anterior de su nombramiento, en 2014, en momentos en que ejercía como obispo castrénse.

La idea era que se tomara un año sabático antes de llegar a la Diócesis de Osorno, similar plan que se tenía en mente para los otros dos obispos relacionados con el caso Karadima.

Sin embargo, en la carta se precisa que el plan fracasó cuando Scapolo conversó sobre éste con el mismo Barros: "Como ustedes podrán comprender, este comentario del Sr. Nuncio complicó y bloqueó todo eventual camino ulterior en el sentido de ofrecer un año sabático", aseguró.

Según indica el mismo medio, el vocero del Vaticano, Greg Burke, se negó a responder las preguntas sobre esta carta.

Cabe recordar que la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano condenó a Karadima a "una vida de oración y penitencia", quedándole prohibido contactarse con feligreses de la parroquia que encabezó. Por su parte, Barros continúa al mando de la diócesis de Osorno. 

 

#RadioÉxitoBolivia